ldylm-portada-1ed

Los días y los muertos (2016)

Ya puedo confirmar que el próximo jueves 23 de febrero a las 10:00 A.M. en el salón “Jesús Aguilar Paz” de la Facultad de Química y Farmacia de la UNAH en Tegucigalpa se presentará oficialmente mi novela Los días y los muertos (Editorial Universitaria, 2016). En la mesa me acompañarán Evaristo López, nuevo director de la Editorial Universitaria, y Hernán Antonio Bermúdez, quien integró el jurado que seleccionó las novelas finalistas del Premio Centroamericano y del Caribe “Roberto Castillo”.

fullsizerender

Aquí presentaremos mi novela Los días y los muertos.

Es una fecha largamente esperada, que marcará el punto de partida para mi novela, aunque ya desde diciembre algunas personas recibieron ejemplares de cortesía de parte de la Editorial Universitaria y me han hecho llegar comentarios muy positivos derivados de su lectura.

Espero que quienes estén en Tegucigalpa para esa fecha puedan llegar al sitio de la presentación, y si no, que se acerquen por la noche de ese mismo día a una plática que sostendremos Samuel Trigueros y yo, probablemente en el Museo de la Identidad Nacional, en torno a mis libros, ya que nunca he hecho cosa semejante ni en Tegucigalpa ni en ningún otro lugar, y como mi amigo el famoso Olvin Conde de Lautreamont ha tenido la idea y la iniciativa de organizarla, no quise desaprovechar la oportunidad. Así que podré encontrarme con algunos amigos y de paso fingirme escritor, con el obvio agregado de unas cuantas cervezas, que suelen caer menos mal que algunas personas.

Es todo, por ahora, en este tablero de anuncios, aunque se me ocurre incorporar una breve cuñita comercial: entre hoy domingo y mañana lunes las librerías Caminante y Metronova de San Pedro Sula habrán de recibir un nuevo cargamento con mis libros Café & Literatura y Ficción hereje para lectores castos, este último, en su segunda edición y con unos cuatro mil ejemplares vendidos, convertido de pronto en best seller, cosa nunca antes vista con libro alguno de la literatura hondureña. Vaya usted a creer. Y a comprar, por supuesto, que aquí en Matolandia es mejor que la muerte nos agarre leídos.

img_5852

Anuncios